El hombre que confundió a su mujer con un sombrero

Una vez se dio el caso en el que un hombre confundió a su mujer con un sombrero. El hecho fue posible porque el hombre sufrió una lesión en una parte del cerebro que regula y distingue los rostros. Al tener dañada esta parte, no era capaz de distinguir la cara de su mujer con la de un sombrero o diferenciar su propio rostro reflejado en el espejo.

Éste es uno de los ejemplos que Javier Cudeiro, catedrático de Fisiología de la Universidad de A Coruña, expuso en la primera conferencia del III Curso de Formación en Actualidad científica, para demostrar qué puede ocurrir cuando una parte del cerebro se daña. Ésta fue una de las anécdotas, pero Cudeiro contó muchas más a lo largo de la hora y media que duró la charla. Entre juegos y un pseudo diálogo con el público, Cudeiro explicó curiosidades como que las personas pueden llegar a verse flotando sobre la cama y creer que tienen experiencias cercanas a la muerte porque hay zonas del cerebro más o menos localizadas, que son las responsables de la experiencia religiosa. O la percepción estética que sirve para distinguir lo bonito de lo feo, además de ser capaz de inventar formas imposibles.

La charla, que tuvo lugar ayer por la tarde en el museo científico de la Domus, en A Coruña, y que fue organizada por NEUROcom y los museos científicos, tratará otros temas como el sueño, los genes o las enfermedades neurogenerativas en cuatro sesiones más que se celebrarán a lo largo de este mes.

Con todo esto se puede decir que es un hecho probado que el cerebro controla la realidad, pero tal y como dijo una persona del público cabe preguntarse: “Entonces, ¿quién controla el cerebro?”

Anuncios

7 comentarios en “El hombre que confundió a su mujer con un sombrero”

  1. Hay que felicitar a Cudeiro por su conferencia, pero también decir que nosotros formamos parte de ella con nuestras interesantes preguntas.

  2. Yo creo que, en algunas de esas explicaciones, Cudeiro fue un poco reduccionista, ya que parte de esos fenómenos simplemente no tienen explicación, porque por ejemplo cargarse de un plumazo los éxtasis de Santa Teresa aduciendo epilepsia me parece, además de algo no demostrable, simplemente cómodo.

  3. Nadie controla el cerebro. Es el cerebro el que nos contrala a nosotros. Si andas es porque el cerebro quiere, si comes es porque el cerebro quiere…….. etc. Así que ya sabemos, hay que cultivar la mente!!!

  4. La conferencia merece un 10. Aunque estoy de acuerdo con Daniel en lo de que en algunos casos, por no querer complicarnos y ser muy simple para explicarlo, se cae en reduccionismos. Es verdad, Daniel. Por caer en lo cómodo, lo más fácil es recurrir a lo “”no demostrable” para explicar asuntos complejos

  5. nO he leido todo el libro, pero el capitulo de LOS GEMELOS es impresionante , por que el autor lo relata de tal forma q lo ace comprensible para todas las personas aun siendo tan dificil de explicar esas enfermedades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s