Gran John Balan

Hoy va por John Balan. Conocido como el western de Pontevedra, el hombre orquesta o el hombre puerta; este polifacético gallego nació artista y la magia del espectáculo le atrapó de por vida. Vivía un auténtico sono americano, vestido como un cowboy por las rúas de Galicia y viajando con su espectáculo. Llegó a hacer su sueño realidad viajando a Nueva York, cantando country y sobrevolando los rascacielos neoyorkinos.

Autor de frases como: “Un hombre pobre y sin dinero es un bulto sospechoso”. Sin casi saber ni leer ni escribir, aprendió a hablar inglés (sin entenderlo), con un acento auténticamente americano. Balan recreaba las películas del oeste, imitaba el sonido de la trompeta, hacía música golpeando sus nudillos contra la puerta e imitaba el sonido del claxon y de los frenos del coche. Una buena parte de periodistas, presentadores, músicos y escritores de todo el panorama nacional le recuerdan y le rinden homenaje (la TVG hoy emitió un reportaje sobre su vida).

Balan murió el 18 de marzo de 2008. La recta final de su vida la pasó en una residencia para ancianos.

Hay una balada sobre John Balan pero no la encuentro. Os dejo con uno de sus espectáculos, espero que lo disfrutéis.

Anuncios

7 comentarios en “Gran John Balan”

  1. No sé cómo lo haceis, pero soleis tener por esos lares personajes bastante genuínos. No sé si es el ribeiro, la latitud o la matanza do porco, pero algo hay por ahí. Por cierto, que van a editar de nuevo los discos de Siniestro Total en vinilo. Ya sólo falta que mr. Reixa lo haga con sus Os Resentidos.
    Galicia caníbal, fai un sol de carallo.

  2. Me quedé bastante flaseado cuando vi el reportaje de la TVG, que vi de pura casualidad. Me pareció un personaje increíble. Por estos lares estamos acostumbrados a personajes así, únicos, con personalidades apabullantes, pero desgraciadamente hablamos de ellos sólamente cuando nos dejan. Ojalá no descubra al próximo John Balan en un reportaje tras su deceso.

    ¿Dónde está el enlace del Señor Joputa?, por cierto…

  3. Qué pena. Siempre nos lamentamos de los buenos cuando ya no están. Quizá lo más triste sea que sus últimos días los haya pasado en una residencia. ¿Qué nos está pasando? ¿Es que ya nadie tiene sitio en sus casas para un sabio anciano?

  4. Los genios, si no son incomprendidos en algún momento de su trayectoria, no merecen la categoría de genios. No conocía yo al tal Balan.

    Tu blogroll es un magnífico espacio de promoción ajena. Las estadísticas de mi pequeño rincón lo atestiguan. Enhorabuena por tu blog Sabe, ya tienes una lectora habitual más.

    Un besín.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s