Historias de África

El gran Kapuscinski vivió sus años de reportero en África como uno más. Pudo haber aprovechado su condición de europeo para vivir con algún tipo de comodidades, pero preferió habitar en los lugares comunes y dormitar en los arrabales más pobres plagados de enormes cucarachas y un aplastante calor. Pese a que enfermó de malaria cerebral, Ébano, es una gran obra en la que Kapuscinski deja patente su deseo por enseñarle al mundo occidental qué ocurre en África, sus guerras, sus revoluciones y sus historias humanas.

“He vivido unos cuantos años en África. Fui allí por primera vez en 1957. Luego, a lo largo de cuarenta años, he vuelto cada vez que se presentaba la ocasión. Viajé mucho. Siempre he evitado las rutas oficiales, los palacios, las figuras importantes, la gran política. Todo lo contrario: prefería subirme a camiones encontrados por casualidad, recorrer el desierto con los nómadas y ser huésped de los campesinos de la sabana tropical. Su vida es un martirio, un tormento que, sin embargo, soportan con una tenacidad y un ánimo asombrosos.

De manera que este no es un libro sobre África, sino sobre algunas personas de allí, sobre mis encuentros con ellas y el tiempo que pasamos juntos. Este continente es demasiado grande para describirlo. Es todo un océano, un planeta aparte, todo un cosmos heterogéneo y de una riqueza extraordinaria. Solo por una convención reduccionista, por comodidad, decimos ‘África’. En la realidad, salvo por el nombre geográfico, África no existe”.

 

Ébano,

Ryszard Kapúscinski

Crónicas Anagrama

Anuncios

4 comentarios en “Historias de África”

  1. Que gran periodista.
    Yo ahora estoy terminando su libro Viajes con Heródoto, en el que también dedica muchos de sus artículos al continente africano.
    Besos guapa!

  2. Querido Nano, pese a que no suelo prestar libros (soy muy celosa y he tenido malas experiencias con los que he dejado), voy a hacer un gran esfuerzo por prestarte alguno de Kapuscinsky, pero con vuelta por favor. Seguro que después de leer alguno de sus títulos cambias de opinión.
    Ángela, ¡cuánto tiempo!, me alegra mucho saber de ti. Me apunto en mi lista para leer “Viajes con Heródoto”. Nos vemos por la blogosfera. Un beso chicos.

  3. Nunca me canso de leer a Kapuscinski, uno de los mejores (si no el mejor) periodistas del siglo XX. Me he leído Viajes con Heródoto (libro que recomiendo a tod@s) y Encuentro con el otro, y aún me quedan tantos por leer… Si tu te apuntas “Viajes con Heródoto”, yo me apunto “Ébano”. Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s