Familia

Cuestiones familiares. Esta semana uno de mis tíos no me cae bien.

Un soldado acuartelado en Japón llama por teléfono a casa. “Mamá”, dice, “Aquí Milton, ¡tengo buenas noticias! He conocido a una chica japonesa maravillosa y acabamos de casarnos hoy mismo. En cuanto me licencien quiero llevarla a casa mamá y así os conocéis”. “Sí”, dice la madre, “claro traétela a casa cuando quieras”. “Estupendo mamá”, dice Milton”, “lo que pasa es que no sé, con lo pequeño que es vuestro piso, ¿dónde vamos a dormir Ming Toy y yo?”. “¿Dónde?”, pregunta la madre. “Pues en la cama, ¿dónde vas a dormir con tu mujer, si no? Mira Milton, cariño -le dice la madre- no te preocupes que va a haber todo el sitio que quieras: en cuanto acabemos de hablar voy a buscar una soga para colgarme”.

Párrafo extraído de El mal de Portnoy de Roth, regalo de Nano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s