Padre no hay más que uno

Llevo toooodo el día con mi padre y amigos y me he dado cuenta de una serie de cosas sobre mi padre:

  • Da igual a que ida de olla de las mías lo lleve que él se adapta.
  • Se mete a mis amigos en el bolsillo sin esfuerzo.
  • Lo prefieren antes que a mí.
  • Les cuenta anécdotas, escucha, se ríe, se ríen, disfruta, disfrutan.
  • Ha sido un gamberro de los buenos.
  • No cuenta chistes sobre mi infancia (solo uno, pero se podía contar).
  • No es carroza.
  • Nos entendemos con una simple mirada y subida de cejas.
  • Estoy protegidíiiiisima y me encanta.
  • Es cariñoso pero no demasiado.
  • Con él no gasto ni un duro (todo procede de las arcas familiares).
  • Sabemos que estamos ahí pero no tenemos que estar pegados. Él se mueve solito y yo también.
  • En definitiva, que es regenialíasimo.
Estoy tierna y me ha salido un post ñoño, compensaré con uno más cruel otro día… (Efectos de la primavera II)
Anuncios

2 comentarios en “Padre no hay más que uno”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s