El Camarada, Cesare Pavese

Se puede decir que estoy enganchada. Leí una cita de Cesare Pavese, casi por casualidad, en un libro que me prestó mi padre y me llamó la atención él. Investigué sobre su persona y su biografía y me atrajo todavía más.

Tachado de misógino, pero sin serlo, ya que más que odio hacia las mujeres se trata de un amores frustrados, sus relaciones sentimentales son un mar de contradicciones en el que la figura de la mujer es una especie de demonio y objeto inalcanzable. Esa frustración se dice que la arrastra Pavese desde su infancia, al faltarle la figura paterna (su padre murió de tumor cerebral cuando tan solo tenía 6 años) y es criado bajo las faldas de una madre autoritaria y de una hermana a la que muestra “sincero afecto”.

Empecé con El Camarada y aunque me gustó creo que fue un error porque no es una obra con la que se deba empezar para entender a Pavese. Voy a reescribir un breve resumen que hace el propio autor de la obra, nadie mejor que él para explicarla:

“El presente libro es la historia de una educación y de un descubrimiento. Muchos nos han contado cómo los jóvenes de las clases cultas burguesas maduraron a la vida y a la historia en los últimos años del fascismo. Hasta hoy está por averiguar cómo llegaron a eso los otros, los proletarios y los incultos. El autor no se hace la ilusión de haberlo logrado, pero lo ha intentado. Ha imaginado en este libro a un jovenzuelo pequeñoburgués desocupado e inculto -algo peor que un proletario- y lo ha enfrentado con ciertas realidades. La peripecia no es ejemplar, todo lo contrario. Este jovenzuelo tiene sus ideas, sus privilegios, sus libertades, hasta toca la guitarra. Sus aventuras no demuestran nada. El autor lo sabe. Son las aventuras de Pablo. El autor cree que un relato no puede dar nunca más que las aventuras de Pablo. El mundo está lleno de Pablos, todos distintos y todos dedicados a descubrir las cosas. Que cada narrador nos dé cuenta de alguno de ellos; que los buenos alineen acaso varios, en otros tantos hermosos relatos distintos. Pensará después la posteridad en elegir y condecorar a los más duraderos, y a lo mejor en encontrar en uno solo de ellos al campeón del siglo”.

Otro de los temas que ronda la obra de Pavese y, en concreto, esta de El Camarada es el fascimo; en parte porque la oposición de Pavese al régimen fascista le impidió obtener una cátedra en la Universidad de Turín y tuvo que buscar sustento en las traducciones de los clásicos ingleses al italiano. En 1935 lo arrestaron y permaneció durante unos meses en una cárcel de un pequeño pueblo del sur de Italia.

Anuncios

2 comentarios en “El Camarada, Cesare Pavese”

  1. Es interesante este tipo, como casi todo lo que parieron a principios de siglo (XX) metidos dentro de ese panorama.
    A mí me ha pasado algo parecido que a tí tirando del hilo de las casualidades con Lawrence Durrell.

    Sin venir a cuento: te recomiendo que vayas a ver la película de la Bollaín, que no está mal. Me obligaron a verla ayer casi a la fuerza (detesto un poco sus películas excepto “Hola, ¿estás sola?”)y sorprendentemente me gustó. Aunque no te fíes de mis recomendaciones, a mí me ha gustado “Biutiful” y la han linchado.
    Saluti.

    1. La de Bollaín la vi ayer y coincido contigo, me ha gustado y también iba un poco negativa al principio. Biutiful todavía no la he visto y no sé si me dará tiempo antes de que la quiten de la cartelera, lo intentaré. ¿Has visto ya Balada triste de trompeta? Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s