Transparent City

Me vuelvo transparente, nadie me puede ver.
Desde enfrente vislumbro tu dulce figura.
Tras tu ventana sin visillos me asomo a tus formas desvestidas.
Soy un voyeur que se suma a la vida privada de oficinistas  anónimos, de falsas estrellas ocultas en arquitecturas de cristal.
Desde la azotea me dejo caer a las turbulentas aguas de la política.
Especulo con un futuro que no soy capaz de imaginar, calado hasta los huesos de lúgubre melancolía.
Texto de Manuel Dallo (“El Duende”)
Foto: Michael Wolf (Transparent City)

Más allá de nuestros ojos

Creo en el periodismo, pero por encima de todo creo en las personas. No puedo dejar de ver esta foto sin sentir cómo un escalofrío recorre mi cuerpo de arriba a abajo. Se trata de una de las fotografías que completan la serie de James Natchwey, uno de los fotógrafos de guerra más prestigiosos y que ha sido galardonado en varias ocasiones con el World Press Photo. Natchwey no quería que sus fotografías se trataran como “obras de arte”, sino como “formas de comunicación”. Una ventana abierta al mundo de la guerra y de la pobreza en donde las pesadillas más horribles se vuelven realidad.

“I have been a witness, and these pictures are

my testimony. The events I have recorded should

not be forgotten and must not be repeated.”

-James Nachtwey-

 

 Romania, 1990 – An orphanage for ” incurables”. James Natchwey


 Somalia, 1992 – Child starved by famine, a man-made weapon of mass extermination. James Natchwey 

 

 

 Sudan, 1993 – Famine victim in a feeding center. James Natchwey

Bosnia, 1993 – Mourning a soldier killed by Serbs and buried in what was once a football field. James Natchwey

[Fotografías del blog Tiovivo Sin Fin: http://tiovivosinfin.blogspot.com/2007/11/tica.html]